… encima de mí como un árbol 
mecida por la tempestad de mi cintura,
estás a mi altura dada con ternura
en mi abajo, en mi sol. 
Estás así gimiendo puramente
tras mis golpes en tu simiente, 
estás tan pura y depurada
como de mi amor, follada. 
Estás gimiendo en esta noche
esta, que mi lengua tu derroche
te hace tan mía de tu sexo
como nuestra alegría, nexo.
Estás tan amorosa, tan plena
tan sublime, hermosa, llena
con tus labios tan húmedos
tan de gusto a mis dedos. 
Estás tan expectante, de mi polla
dura, tiesa, loca que te folla
tan que sabías tan tuya, tersa
tan dentro de ti, tan inmersa. 
Luego te me cabalgas
como algas, almas 
cortas, tensas, largas
que haces de mí que salga, que salga. 
Estás siendo tan amante, 
tan loca, tan semblante
tan de mi leche sedienta
tan de mi hambre, hambrienta.
Estoy tan enamorado
de esa figura embriagado
de tus nalgas, de lunas
de mis cientos de runas.
Amo tu figura, tu cada amanecer
tu pálido tan lívido perecer
tu mojado palidecer 
tu mío serte, ser.
Tu tan pronta lengua
que en mi espalda vierta
cada líquido, cierta
no se cansa, no mengua.

Anuncios