Es un disparate absoluto tratar de discutir o contradecir una verdad con la frase “Es que yo lo siento así” La verdad formal no es medida por los sentimientos sino por la Razón. No se trata de sentir que la “Constitución” nos protege, nos da igualdad, y favorece la convivencia… Eso no es cuestión de “Sentimientos” La Constitución en España no existe. No hay Separación de Poderes, no ha sido hecha desde un Proceso de Libertad Constituyente, a nadie se le consultó entre Monarquía o República. Vivimos en un engaño y todo el mundo se lo traga. 
Esta patraña que nos han perpetrado, esta mentira colosal seguida por los Medios de Comunicación, seguida y proclamada ha hecho que bajo el asqueroso “Consenso” nos impidan la parte crítica, la verdad absoluta de que en España no hay Democracia y la Constitución no garantiza la representatividad. 
Hoy es un día triste porque no se puede celebrar una mentira, un engaño de los Partidos Políticos, una infamia. 
No tenemos ni vivimos en Libetad Política, somos súbditos de un Rey y de unos Partidos. 
En España el Ejecutivo no está controlado por el Legislativo, el Ejecutivo hace lo que quiere incluso nombrar a los Vocales del Poder Judicial para taparse sus vergüenzas. 
Cuando votas no eliges, ratificas, además este panfleto llamado “Constitución” Prohíbe el Mandato Imperativo pero lo permite en el seno de cada partido. 
Esta “Constitución” tiene vocación de hacer permanecer a unos oligarcas que prescinden de La Nación porque no quiere que esta decida, que elija y que legisle. 
El “Sentimiento” de creer que esta verdad que no constituye nada que no esté constituido anteriormente (Nación y Estado) hace que cada uno de ustedes que votan sean miserablemente engañados continuamente ratificando este panfleto normativo. 
Traidores a España y traidores a la Libertad Política en pos de un estado de expectativas y providencial para que con promesas imposibles (Cualquier partido) subyuguen la Libertad de pensar, decidir y elegir. 
Esta Constitución visceral hecha a escondidas, hecha para perpetuar una monarquía ilegítima asume a las masas en El Estado, una Constitución material alejada de lo formal nos condena a la corrupción instaurada por la inexistente separación de Poderes. 
Algunos hablan de “Reformar la Constitución” porque parten de un principio básico, no saber qué es, así que la transforman en reformas a ideologías partidistas social-demócratas afines a cada alternancia de gobiernos partidocráticos. 
No se trata de reformarla en Proceso Constituyente. 
Se trata de que ya, ahora, tengamos un proceso de LIBERTAD CONSTITUYENTE. 

Un abrazo.

Anuncios