… que todo pasa
a paso rápido o lento
todo, a fuego lento
se asa o no se asa.
Sé que todo es pasable
hable o no hable
hasta el corazón roto
es virtud del coto.
Sé que todo cambia
a cada virtud y poderío 
desde el mar, del río
a lo inevitable, sabia.
Sé que la ruptura
es cambio a la nueva estructura
a la inevitable consecuencia
si te haces de ti, consciencia. 
Sé que es tan tangible la emoción
diversa, difusa, distinta
que sobre blanco a la tinta
se escribe una y otra lección.
Sé que duele como suele
ser el proverbio tan sabido
que a todo hijo nacido
lo de uno así, que vele.
Sé, querido y mis queridos
que el desamor es que des amor
no a nada subjuntivo, motor
de lo que es, así como es, sido.
Sé en suma que no arresta
tendencia alguna hacia la pugna
sabiéndose que el pasar en paso
es lo que queda beberte en laso. 

Un abrazo.

Anuncios