… ha ido y huido de Platón
y se ha hecho aristotélico
en su maravilloso balcón
ha hecho amor sin nada bélico.
Un amigo ha vuelto a ser amado
no sólo por ser amable
sino por su capacidad de adorable
ser por ser en sí en otra, soñado.
Un amigo me hace tener felicidad
porque es feliz con su amada
se trataron con fidelidad
con amor de amar de aliada.
Un amigo se siente completo
hasta ahora le hacía falta
tener el temple y el respeto
se hicieron figuras altas.
Un amigo, de nuevo me hace 
sonreír con total plenitud
porque sé que su virtud
no muere y le nace.
Un amigo que vuelvo 
y digo, que adoro
es de alguien su tesoro
ante sus brazos su verbo.
Un amigo se siente 
como un gran ente
compartiendo su felicidad
que ya era hora a su edad.
Un amigo es causa de caricias
confesándome que jamás
había tenido esas delicias
por parte de alguna rama.
Me complace compartir,
queridísimo mío
tu felicidad a la que sonrío
por tu sin amor al combatir.

Un abrazo, querido mío.

Anuncios