… cúmulo de sensaciones
que no sé dónde ubicar
un dolor que produce dolores
una desazón que sé parar.
Tengo una incertidumbre 
en mi mente que me causa hastío
no tengo en mi mente lumbre
ni caso, ni cosa, sólo lío.
Tengo un amor que me muerde
aquí, junto al pecho transformado
una sensación que me deja trastornado
un no sé qué, qué sé yo, que me pierde.
Tengo un reciente paseo por Las Canteras 
una conversación interesante 
con una mujer de miles de eras
la cual me hizo pensar en mi ahora y antes.
Tengo una duda que me deambula 
en las calles de Las Palmas 
no reconozco de mis manos, las palmas
cuya sensación me anula. 
Me siento sin rumbo
sin meta ni cotas fijas
haciéndome acopio y sucumbo
para acá y allá, dando tumbos.
Me siento algo triste e inútil
algo desvalido sin nada sutil
sin saber de mis parangones 
ni colocar mis emociones. 
Me siento hoy desvalido
sólo solo con latidos
rugiendo ante el tormento
de no saber de mí, alimento.
Me encuentro sin encuentro
sin tener que ver, sin centro
sin pies en esta tierra
sin saber cuál es mi sierra.
Tengo en mí una masa sin forma
sin pies, sin zapatos con horma
sólo un camino sin propósito
una voluntad sin apósito.
Tengo una tristeza sin igual
sin parangón, total.
La incertidumbre del deslumbre
no ser sal, ni azúcar, sólo costumbre.

Un abrazo.

Anuncios