Asma.

De la tierra del cielo
al cielo de la tierra.
La tierra en celo
más que tierra, hierra.
Tierra en suspensión
aire aprobado
con un cinco, raspado
saqué mi ocasión.
Calor de lengua afuera
de asma y más que más
falta de aire que no estás
Dicen: “Así no, que me muera”.
Respiración dificultosa
diafragma como losa
insoportable calima
a ver cuándo termina.
Cielo enterrado
bajo capas de sal gruesa
se despide la proeza,
mi sol aterrado
yo, asfixiado.
Tiro de Ventolín
igual hasta de O dos.
En el médico después, al fin
si esto sigue así, ¡Por Dios!
Que llueva,
coño
que llueva
que la virgen
fue nuestra Eva…
Con más retoños
que nos rigen.
Me cago en la hostia
que tengo los bronquios tupidos,
Heliodoro, estúpido
por tener esta mala alergia.
En fin, a seguir respirando
y contento
aunque costando
tiro de medicamento.

Un abrazo.

Anuncios