Es de manual.

Cójase para cerrar una herida
un trozo de vida
y un buen trozo de amor.
Luego, bébase un par de vasos
de vino
si llega el caso.
Ríase de sí misma
y deje que la soledad
haga mella a su edad.
Mírese al espejo
échelo de menos
tóquese los senos.
Mastúrbese hasta caer
extasiada
y perecer.
Piénsele lo justo
y a veces descontrólese
piense en ese, ese, ese.
Será mamón, con lo que lo amé
dirías tú, para ti misma
(Pero eso te pasa por lista)
La vida, sin parar
pondrá a cada uno en su sitio
y a cada sitio en su estado de dar.
Llore si es necesario.

Ahora bien.

Sea plenamente humana.

Anuncios