La honestidad de los besos deshonestos.
La reciprocidad de los que no están adscritos a nada.
El reducto sutil de la sustancia intangible.
Lo incorrecto de cada forma.
Me gusta.
Sentirte debajo de mí, húmeda
cuando a cada embestida gimes.
Cuando eres desconocida en viernes noche
y acabamos besándonos sin más causa.
Sabes.
Me gusta hablarte de lo que sabes que existe
pero yo sé que no.
Hablarte de todo lo que sabes y me engañas
y me tratas como a un tonto
porque te gustan mis ojos.
Me gusta cuando te pones así, coqueta
concreta en el decir.
Cuando recibes de mí
lo que sabes que siempre te he dado.
Me gusta.
Tus andares de mujer segura
cuando sé que como mujer
no lo eres.
Me gusta cuando regurgitas determinadas
acciones y me recibes.
Ahora bien.
Y siempre bien.
No me gusta que me digas de vernos
y no nos veamos.

Un abrazo.

Anuncios