… cuánto tanto encanto?

Seamos ecuación sin resolver
la incógnita sin despejar.
El resumen de lo improbable de ser
la incertidumbre del sentir de amar.
Me da igual, absolutamente
que me desprecies y que me sientas
como de tu amor disidente
aunque disientas.
Insisto, paso, de eso, de pasar
cada vez que no me miras
como sé que me deliras
cuando estando, si no estás, en tu estar.
Oye… Ya me sabes bien
Me transiges y sabes que estoy
(No me considero parte de ti, voy)
básico, tú lo sabes, me molan tus tetas
pero no soporto tus perretas.

Tengo un objetivo
un crucifijo
un regocijo
saberme vivo.

Aliméntame
desde la peyorativa
del ser, que viva
ámame.

Búscame ahora
en este momento,
desde mi nacimiento
sé que me ignoras.

¿Sabes cómo me puedes ganar
 aunque pregunté cómo ganarte?
Amándome, sin más, sabiéndome amar
haciendo de ti, de mi, puro arte. 

Rubrico ahora el final
sin más, sin menos, sin sal.
La cualidad innata de verme
entre tus brazos, pertenecerme…

Abrazo. 

 

Anuncios