Que no te he dicho,
quiero decirlo ahora
desde lo privado de la aurora
a lo íntimo del nicho.
Quiero aclararte algo
que no sé si te he dado
desde la ufanía de mi estado
hasta el valor de lo que te me valgo.
Quiero comunicarte, Adrián Rodríguez
el amor infinito que siento por ti
lo diré siempre, cada vez
que este amor me satisface, a mí.
Sonrío en cada una de estas letras
amantes, cada pulsación del teclado
entretejo cada hebra
para comunicarte este amor amado.
Tengo la inmensa fortuna
que ser tu hermano, tu amigo
de estar siempre a tu abrigo
que me tengas siempre, todas las veces, una.
Amado mío
me siento tan orgulloso de ti
pero tanto, sonrío
que peco de egoísmo de sentir.
Todas las lágrimas
no han sido de más
sino de menos,
tu belleza, de helenos.
Sonrío feliz sin ausencias
de esquinas de calles
de lidias
de talles.
Tu alma, tan grande y hermosa
al tocarla
tan bella, tan sutil, tan preciosa
me hace a cada momento, amarla.

Un abrazo.

Anuncios