… con el diablo bajo la luna.
Sobre el universo infinito,
mentando a Dios.
Me chupa la polla.
Adoro a mis vírgenes vestales
los eternos retornos causales
las tetas de la Santísima Trinidad.
Abrazo al diablo que me seduce
sé que me devora
sin embargo me siento bien así.
Amo las estrellas de la noche
el sol, a ratos
me rejuvenece
la música del mar me recuerda
la danza con mi propio lobo.
Bailo con el diablo bajo la luna
penetra con su lengua
los rincones de mi alma
cierro los ojos,
¡Chúpamela!
El diablo, eterno andrógino
se agacha
agarra mis testículos
me los lame
dejo que me seduzca…
Me corro en su boca.
Desaparece satisfecho
y dejamos de bailar
con mi semen genera brillos infernales
con mi semen tortura almas procaces
con mi semen se regala a sí mismo.
Amanece de nuevo
sonrío
hasta la siguiente noche.

Un abrazo.

Anuncios