… Donde se perfilan los sueños
existe un páramo
donde escriben los árboles sus hojas
sus raíces sus familias
sus amores, sus “Te amo”.
En el perfil donde se perfilan los retoños
hay agostos y eneros
primaveras sutiles y otoños
medios, cuartos, enteros.
Vuelan nuevas nubes fugaces
y pájaros extintos, rapaces.
La gente se mira a los ojos
a los labios y saben qué quieren…
ocultando a cada uno sus enojos.
En el perfil donde la brisa avanza
hasta convertirse en alma
impetuosa y sutil, febril
está el refugio…
En el perfil donde se instala el corazón
la mente agitada confiesa
la creación sublime
la necesidad cubierta.
El poema tiene vida propia
y se instala en la punta de mis dedos
como la más clara entropia
entre las teclas y los enredos…

Un abrazo.

Anuncios