… Hay días y días…
Como tormentas y huracanes
como tsunamis y lugares.
Estaba yo pensando en ti
como a veces hago
de repente, me quemé el dedo, me cago…
me di cuenta que es un ardid.
Me corté el pelo, algo de mi ego
cayó corrupto bajo las tijeras
desde mi pelo, mi mal riego
desde que nací, mis eras.
Hay días y días
puestas de sol
días de comedias
de partidos, de gol.
Hay días y días, está claro
como lo contrario de lo oscuro
como que ando al amparo
de tus labios, de tus susurros.
Acudo al eterno perecer, parecer
renacer, desaparecer
des, dar, ser
días y días, como este, al ver.

Saludos.

Anuncios