… quiso entrar en mi mente.
estoy entre dejarlo entrar o no
que me posea sin ser prudente
poner mi voz en off, no en on…
Hoy vi a una mujer que me miró de perfil
no de frente
no pude mover ni siquiera el alfil
no pude más que ser un ente.
Esa mujer que de casualidad vi
dos veces y le dije que nada es casual
gustaríame de mi su tal para cual
Sí, sí, sí, es lo que me gustaría, sí.
¿Dejo que salga el demonio
hablando de una cosa y luego otra
o bien paso de todo y me destestimonio
haciendo caso de mis presuntas buenas obras?
¿Salen mis cuernos y mi rabo
al fin y al cabo
o bien traduzco el placer exquisito
de tener mi mal o bien lo quito?
Difícil tesitura la mía
la de apoyarme en mis sentidos
en darle más de uno o dos
golpes a la vida a mi “Poemía”.
¿Me vengo? ¿Relamo mis heridas
como las de un lobo?
¿Cambio de sentido como a todo
o me quedo en el punto de partida?
La venganza se sirve en plato frío
y ante eso, rima fácil, yo me río
¿Caigo ante mi sentidos impíos
y hago de su causa un lío?
Pero claro, me viene esa mujer
de gafas abrumadoras
con su sonrisa perturbadora
olvido mi demonio, por ahora, por ser.

Un abrazo.

Anuncios