Mis neuronas atendieron a un sufragio craneal
decidieron si expandirse o no replegarse
mentaban acerca de lo visceral
o bien saber en qué emplearse.
Mis sinapsis agobiadas
no sabían a dónde ir
como carreteras cortadas
decidieron revivir.
Las sometí al vivo retrato de mis ancestros
para así liberarme del recreo de mis tiempos
decidí despadrarme y desmadrarme
y así liberarme de eso de agobiarme.
Me gusta escuchar voces neuronales
que identifico con elefantes rosas
desatarme de los cordondes umbilicales
aunque algunos vicios los llevo con atadas esposas.
Caigo rendido ante la voluntad neuronal
lo imperfecto de cada electricidad
vendí una guitarra por necesidad
y supe que era un espíritu de libertad.
Mis neuronas lo saben, aún deliberan
entre atarse a lo conocido, lo manido
o escribir lo que salga de mi escroto de mi mano asido
y pasar de lo que me digan en tantas ser o eran.
Vivimos en pre campaña neuronal
unos proponen el liberalismo natural
otros, el intervencionismo irracional
yo, me adapto a mis neuronas ¿O lo visceral?
Al final mis neuronas optan por lo fácil
la neurosis creativa y el equilibrio táctil
el desgobierno de mis letras
y ya me gustaría, amar tus tetas.

Un abrazo.

Anuncios