… Luego seguí
con la Sinfonía de La Naturaleza…
Sigo con el amormujer que veo en todo.
¿Sabes cuando escuchas las cuatro estaciones
y Vivaldi sublima cada sonrisa?
Ves, en la mente, en el corazón
cada una de las notas como hormigas
que corren por las líneas del Valle.
Así decidí acercarme a lo que me queda.
En casa de mi amada hermana
una silla de esas cómodas
árboles frutales.
Cerré los ojos.
Sinfonía de La Naturaleza
me concentré como en una Obra Musical
de cada uno de los elementos.
El sonido del sol cuando acaricia las piedras
el viento que juega con las hojas
el sonido de mis labios sonriendo
mis sobrinas y mi sobrino jugando.
El silencio natural
la vida en todo su equilibrio.
La sinfonía de las hojas
el baile  de los árboles.
Es fácil sanarse.
El Aquí y Ahora.
No podía evitar cerrar los ojos.
El sonido de las piedras sonriendo
los peces del lejano mar, pero visible.
Los latidos de cada corazón
de cada criatura a metros de distancia.
El sonido del día de la lluvia.
La acogedora sonrisa
del Arco Iris.
Del Iris de mis pupilas
del arco de su sonrisa.
El sonido de todo.
Todo.
Toda.
Vivaldi, de nuevo
acompaña las letras.
Muere mi mente
late mi corazón.
Escucho cada sonido
Sonrío.
Soy feliz.

Anuncios