Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

… me abren ventanas.
Hoy tengo espacios huecos precisos, preciosos de ser llenados, costumbres arraigadas que se resisten a escapar.
Las circunstancias me cierran puertas, y esperan a ser abiertas por vida nueva en cada anochecer de gatos y alturas.
Cada paso que doy estando ahora me entiende con el universo infinito.
Aún no consigo hacer desaparecer lo que horada a veces el pecho, ahí justo donde tengo la espiral.
Humedades celestiales tienden a caer en la tierra y nacen flores de fluidos de hombre y mujer.
Hay abrazos vacíos que quieren corresponderse a sí mismos y pertenecerse siempre.
A veces me resulta difícil vivir la metáfora de lo que me rodea, interpretarla acorde a los pasos que doy.
A veces me resulta difícil ver poesía en el amanecer, en la explosión atómica del sol cada día.
No sé si pertenezco a nada, no sé si pertenezco al mundo, al universo, a mi cuerpo, a ahora.
Perezco y parezco siempre y nunca.
Dentro de mi pecho hay un mar profundo donde me sumerjo cada vez que me asusta sentir y sentirme, luego renazco y canto al sol, me canto.
No estoy triste, bueno, sí, un poco, son esas tristezas escorpionas que me duelen y no explico.
Simplemente las vivo, sin más, sin menos.
También en la tristeza habitan gnomos que construyen palacios.
También en la melancolía hay rayos de esperanza de vida y setas en bosques.
Me gustaría fundirme con el universo, viajar a la constelación de Orión, ser la flecha que dispara su arco.
Nadar en medio de las estrellas.
Vivir como átomo de aire.
Volar en la noche sobre Tamadaba.
Tengo unos ojos extraños, que miran y admiran, que cuando son mirados, consternan.
Mis ojos van por delante de mí y expresan lo que no voy siendo.
Cuesta deshacerse de las herencias vitales pero todo sigue su camino.
En este vivir contínuo cada minuto es diferente a otro.
Es considerable el aumento de cielo por metro cuadrado de tierra.
Es considerable el aumento de mi hueco en el pecho por metro cuadrado de recuerdos.
No sé.
Nada.
Hoy estoy perdido.
Hoy no me encuentro.
Hoy no me resisto.
Hoy lloro.
Hoy soy Helio d oro, con lo que conlleva.
Hoy nada me trae, nada me lleva.
Me exploro.
Me desarraigo.
Mi corazón late ahora.
Mi vida vive ahora.
Ahora, estoy triste.
Lo vivo.

Un abrazo.

Anuncios