Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

… ahora tengo presente sus besos de piel morena.
Ahora se abren las alas de las mariposas en el estómago y me siento más liviano y blando. Yo, ahora, tengo besos en el cuello aún pegados y alegrías en los pies.
Yo, ahora, tengo nuevas constelaciones en mi mente y ojos oscuros que me miran con ternura. Yo, ahora, estoy en paz y tengo otra piel que acariciar.
Yo, que siempre he sido más “Ella…” que yo, sí puedo decir que ahora soy y así mi ahora es más hermoso porque su cuerpo de ébano palidece ante mis labios.
Mi yo está sereno, en la calma de la hermosa flor que se está abriendo ante mí y cuyo corazón estoy conquistando con mis brazos de abrazos, con mis besos de besos.
Mi yo está sereno, en la calma de la hermosa flor que se está abriendo ante ella y mi corazón está conquistando con sus brazos llenos de abrazos, con sus besos de besos.
Yo estoy caminando por sus calles y reinaré en su palacio, sucumbiendo ante su hermoso corazón noble y lleno de bondades.
Yo estoy dándome a ella y darme es recibirme, y recibirla es darme, armarme, desarmarme. Mi piel, mi nueva piel está regenerándose y las heridas se cierran con sus labios gruesos y su educación exquisita, con su forma de ver el mundo noble y puro.
Me asombré cuando descubrió en la habitación cosas de mí mismo que sólo intuía vagamente y dieron una alegría a mis renovados ojos llenos de su cara.
Cuando la abrazo y la miro fijamente ella sonríe esperando mis labios acariciar los suyos.
Yo ahora, que no tengo rencor, que no tengo pesos superfluos en el alma, en el corazón, en la vida, que estoy bien bañado y vestido, preparado, puedo decir qué puedo hacer con este nuevo corazón de piel morena.
Camino por las calles y hablo de ella con el cielo infinito bendiciéndome por sus brazos sobre mí, camino por las calles y como ráfagas de viento, su esencia me atrapa y embelesa.
Ella es hermosa, plenamente hermosa, de color azul mar y de verde cielo, ella es azul y verde, como la vida que nos cobija a cada instante. La veo de esos dos colores maravillosos parte de la naturaleza toda que nos permite siempre, siempre, reconstruirnos y re-amarnos.
Yo, ahora, me siento felizmente bien porque no tengo pesos y sí estoy liviano. Me siento alegre, feliz y las risas salen imparables de mi boca cuando estoy con ella.
Agarrar mi mano a la suya en esta ciudad hace que las calles se queden impregnadas de una armonía sutil y de un son americano lleno de ritmo y vibración de decoraciones de fiestas en los inicios de verano cuando el sol grande y hermoso alumbra nuestros corazones.
Ella es una diosa de ébano que me gusta admirar en todo su esplendor y plenitud. Yo la veo como un ahora y un mañana lleno de probables, de ternuras sin dramas, sin complicaciones eternas, donde sentirme seguro en unos brazos que acogen mis mares y montañas, donde se siente segura dentro de mi pecho, lugar en el que la cuido y la mimo.
Ahora yo estoy empezando a sentir vida nueva que nace.
Ahora yo estoy empezando a sentir vibraciones de su piel.
Ahora yo estoy empezando a sentir su lengua en la mía.
Ahora yo estoy empezando a sentirla ahora y porqué no….muchos más ahora llenos de mañana.

Es lo que tiene sí aceptar la muerte.

Un abrazo.

Anuncios