Cierto, no me cabe en el pecho mares ni universos
ni constelaciones ni este planeta.
Cierto, en mi corazón no anidan los mejores sentimientos
ni las más puras ni viles acciones.
En mi corazón late sangre roja que simplemente nace
día a día, en plenas circunstancias.
Es cierto, aquí no palpita más nada que lo que ves.
Pero sí me cabe todo el amor que sabes.
Sabes que Yo no tengo más escuela que tus besos…
Sabes que Tus besos son como ondas de mar…
Sabes que Tu color anaranja el sol…
Es cierto que en mi pecho no caben demasiadas cosas.
Sabes que hay pocas cosas que me salen bien.
Que en mucho de lo que escribo estás presente y me aquietas.
Balanzas la balanza, de mi bien, de mi mal.
Sabes que te pregunté si ¿Hay tanto por amar?
Que mis Pies ligeros nacieron de tus labios.
No me caben muchas cosas, salvo aplastarte en la cama.
Aquí, cabe poco, donde me toco, ahora.
Que desde que llegaste no veo más que Naranja.
Que tu Leit Motiv de mis tus poemas dejaron de tener puntas.
Bendita tú eres entre todas las mujeres.
Y bendito el fruto de tus piernas, amén.
No me caben muchas cosas, cierto.
Pero este amor, no cabe en el Verso Único.
Este amor no cabe en el Universo.

Un abrazo.

(Pequeño interludio)

Anuncios